¿Luces tu marca? 10 consejos para que se vea

¿Luces tu marca? 10 consejos para que se vea

10 consejos para que tu marca se vea

¿Ya tienes un nombre?

¿Ya tienes un logo?

Ahora tienes que utilizar estas dos herramientas para crear tu marca, para lucirla y para que todo el mundo sepa quién eres y que haces en cada momento, en cada ocasión. Cuanto más luzcas tu marca, más comunicarás tus valores, obviamente siempre y cuando lo hagas de manera coherente.

La coherencia es la clave a la hora de comunicar la propia imagen

Veo por allí logos y nombres bonitos y menos bonitos que se quedan sobre la mesa del despacho y non se lucen por lo que el dueño no tiene «MARCA». Por esto voy a proponer unos puntos a seguir para lucir la propia marca personal, o empresarial.

Estos puntos ven a marca desde el punto de vista visual, que es mi campo, así que todas las acciones de marketing que se puedan añadir son bienvenidas pero no son parte de esta lista.

¿Qué es la MARCA?

Hay muchas definiciones de marca por allí, yo me quedo con que es todo lo que identifica y diferencia nuestra actividad. Se trata de un conjunto de factores que hay que trabajar para que la idea que el público tiene de nosotros sea la que nosotros mismos queremos.

Es lo que nos diferencia y nos hace únicos, por lo que tenemos que cuidarla para que exprese de verdad nuestros valores.

Cómo ya sabrás, yo me ocupo de la parte visual, desde el logo hasta los espacios, es que ¡hay tantas manera de demonstrar que estamos orgullosos de nuestra marca! ¿Dicho esto, por qué no cuidarla?

10 consejos para lucir tu marca visualmente

1- Mira bien tu logo.

Obsérvalo, enamórate de él. Mira sus formas, sus colores, aprende de memoria todas sus facetas, sus curvas. Acuérdate del por qué es así, de sus colores, de todo lo que pensaste y decidiste a la hora de crear tu actividad, tus servicios, tu logo y tu nombre.

Todo lo que has creado tiene un por qué, ¿verdad?

SI NO ES ASÍ, prueba a repensarlo, puede que por prisa hayas dibujado un logo bonito, pero sin los «por qué» adecuados, el resultado seguramente no es lo que te representa o que  puedes contar. Puede que sea hora de un restyling.

2-Siente tu marca

Siéntete cómodo con ella, es tuya para siempre o… si ya no refleja tus valores, cámbiala, para que sea tuya, tuya de verdad, y te guste mucho, muchísimo!

Tienes que estar orgulloso de tu nombre y tu logo, orgulloso de tu marca.

3- Usa los colores

Cual quiera que sea el color o los colores de tu logo, úsalos también en otras aplicaciones: no sirve si solo aparecen en tu targeta de visita y en tu web, si no se ve que también aparecen en accesorios, papeles… ¿Cómo llevas la papelería corporativa? ¿Te representa, o vas por allí con el block de notas de tu banco?

No hace falta que todo todo lleve tu logo, pero si las libretas de apuntes recuerdan vagamente algo de tu actividad, ¡pues mejor! Seguro que si buscas encuentras algo que pegue con ella.

No es un caso que mi agenda sea amarilla…

4- Sal siempre siempre con tarjetas de visita

Es verdad que no trabajamos a todas horas, pero también es verdad que las oportunidades llegan cuando menos te lo esperas y a lo mejor, charlando con el vecino en metro, resulta que necesita justo tu servicio o que su primo o su amigo está buscando alguien como tu… ¿Y tú sin tarjetas?

STOP, no pánico, si se te han olvidado en casa, hay alternativas como Camcard o la función de Linkedin «Cerca de ti«, pero bueno, de gustibus… A veces con la tarjeta adeguata puedes enamorar!

5- Sé coherente

Es el centro de todo: si eres coherente con tu marca y contigo mismo, transmitirás profesionalidad: no se trata solamente de lucir los colores de empresa o de enseñar tu logo en todas partes, sino de ser consecuente con tus elecciones y tu target, también a través de tus acciones.

¡Nada de tener una marca «ECO» y no separar residuos, por ejemplo!

Qué no se diga de ti: «El hijo del zapatero va descalzo».

Cuanto más coherente con tu marca, más confianza generarás en tu potenciales clientes!

6- Piensa en las aplicaciones de tu logo

Si tienes un logo que te encanta, si se ha diseñado bien, si tiene diferentes declinaciones, pues ya está, ¡lo tienes prácticamente todo hecho! Si tu logo está bien proyectado, podrás utilizarlo en las maneras más originales. Seguro que se nos ocurrirán ideas geniales e inesperadas. Existen lugares más creativos de las tarjetas y de las tazas o de los flyers… ¡Piénsatelo! Podrías aprovechar alguna fecha especial para lucirlo de manera diferente.

¡Sé orgulloso de ello!

7- ¿Tu manera de vestir refleja tu marca?

Volvamos al tema de la coherencia: no es que los abogados tengan que ir todos de traje, pero si tu marca es muy rock, y tu vistes muy clásico, canta un poco; bastaría un toque para que tu aspecto se vuelva acorde con tu marca. Piénsalo!

En el fondo basta poco, siempre que refleje lo que tu y tu marca realmente sois.

¡Sinceridad ante todo!

8- ¿Tus espacios de qué hablan?

Después de ver una página web muy muy bonita entras en un despacho gris y oscuro, los empleados ni te hablan y la sensación positiva que habías tenido al principio se esfuma. Esto pasa porque los espacios no se han cuidado, no expresan los valores de empresa, no reflejan la actividad. Parece siempre un obstáculo muy grande, ya que actuar en el ambiente es normalmente un gasto importante, pero se puede hacer poco a poco, empezando en los ambientes más representativos… ¡Hablaré pronto de ello!

Si quieres saber cómo, no dudes en pregúntarme.

 

9- Cuenta tu historia a través de la imagen que comunicas

Hablo mucho con la gente, me gusta escuchar las historias de los emprendedores, ya que cada uno ha llegado a serlo de manera diferente: cada idea ha nacido y se ha desarrollado con un recorrido que siempre es interesante. El nombre elegido, los colores corporativos, la geometría del logo y las letras elegidas también pueden contar esta historia.

…Y si tu marca no cuenta nada… tal vez sea el momento de replantearte tu propria imagen, por ejemplo, con un restyling del logo.

10- Juega con tu marca

Sé creativo, diviértete con ella, visualmente se pueden hacer muchas cosas, no te pares a los clásicos llaveros, crea tu propia acción de márquetin original.

Yo per ejemplo he creado la que llamo «mi furgoneta»: me llevo mi marca allá donde voy y a la gente le encanta.

 

 

 

 

Conclusiones

Hay muchas maneras de dar valor a tu marca, yo siempre hablo obviamente desde el punto de vista del lenguaje visual.

Cuéntame de tus trucos o ¡pídeme consejo para lucir la tuya!

Escursión en Valgrande con una infografía

Escursión en Valgrande con una infografía

Esto de comunicar información para la escursión en Valgrande se ha convertido en la oportunidad de expresar conceptos de manera diferente!

Los organizasores de la escapada en el proyecto Wild Experience en Valgrande a Bibione me han pedido de hacer esta infografía : todas las informaciones ordenadas en una única image, colores corporativos e iconos sugenentes ayudan a entender lo todo. Un proyecto divertido, educativo y ecológico.

Wild Experience infographic by FAB813

Lufthansa ya no es amarilla

Lufthansa ya no es amarilla

 

Querida Lufthansa, pero ¿por qué?

Sí, lo admito, y además todo el mundo lo sabe: me encanta el amarillo, tanto que lo usaría en cualquier tipo de gráfica, pero sé que no es bueno para todo: como todo color, tiene significados diferentes en función del uso que se le hace.

Que horror descubrir que Lufthansa renunció a  su amarillo… ¿como se puede dejar el amarillo? (¡amarillo!) Mi corazón roto buscaba respuestas pero mi lado más profesional ganó la batalla y ahora puedo decir que lo entiendo: y a mi pesar que estoy de acuerdo.

Aquí está el porque cambié de idea

Hubo una fuerte evolución en el interior de la empresa

Este hecho hay que comunicarlo de manera fuerte ya que es una contecimiento importante. La solución de cambiar de color, de uno alegre a uno elegante, nos da un mensaje claro y fuerte, sin cambiar la identidad de marca:

Somos siempre nosotros, pero mejor.

Hay que decir además que la compañía no abandonará totalmente mi color favorito (menos mal…): se mantiene en las targetas de embarque y las indicaciones de tierra, ya que se quieren mantener los signos reconocibles de marca. El amarillo pasa de ser el color principal al secundario, sin perderse completamente.

El «viejo» logo cumple 100 años

Creado por Otto Firle en el 1918, ya se ha modificado más veces, por ejemplo introduciendo el mismo color amarillo. Renovar la imagen sin perder los valores y diseño geométrico y figurativo de la última versión, es una manera de honrar la marca después de tantos años. Hay que pensar que desde el principio del siglo XX conceptos de gráfica han evolucionado y por esto la nueva propuesta quiere ser más dinámica y adaptable al mundo digital.

La elegancia del azul

Si se compara con el anterior, el nuevo azul es más elegante y envía un mensaje de distinción y madurez. Estamos hablando de distinción de otras compañías aereas, y más en concreto, de las compañías low cost.

Los demás amarillos

Aquí el motivo por lo que estoy de acuerdo con la elección de Lufthansa.  El color amarillo es acojedor, cercano a todos y se asocia a la imagen de compañías aereas low cost. pero Lufthanse, con su evolución quiere alejarse de esta tendencia: toma distancia usando una tonalidad de carácter profesional, guiñando el pasado manteniendo el material de papel y de segnalización en amarillo.

¿Y todo esto como te puede ser util?

Esta es mi reflexión: el color amarillo era «Lufthansa» desde hace años, pero el imaginario colectivo en el campo de las compañías aereas ha asumido un significado que ya no era bueno para Lufthansa. Se ha deicidido abarcar un rebranding tan importante, que terminarà en unos cuantos años, entonces tu también pueder reflexionar sobre su marca:  ¿todavía es eficaz?

¿Tus colores transmiten aún las mismas sensaciones que tu querías cuando lanzaste tu marca?

 

Todo cambia, todo evoluciona y a veces

hay que pensar en un rebranding.

 

¿QUIERES HABLARME DE TU PROYECTO?