Manual de imagen corporativa: ¿Por qué?

Manual de imagen corporativa: ¿Por qué?

 

Para darte un ejemplo, aquí te traigo un resumen de mi manual.

Enjoy!

 

¿Quieres ver uno más completo?

 

Tiene la historia del origen del logo, su significado y su geometría, además de muchas otras informaciones.

Es un trabajo al que tengo mucho cariño y que me ha traido muchas satisfacciones.

¡Si prefieres, míralo en el portfolio!

 

¿QUIERES HABLARME DE TU PROYECTO?

 

Sin manual de imagen corporativa se sobrevive pero con el manual se vive muy bien

Toda grande empresa tiene uno y tu, que tienes ambiciones, no quieres ser menos, pero te sigues preguntando qué es el manual de imagen corporativa y por qué deberías necesitarlo.

Fácil: te hace la vida más simple y te permite mantener una imagen coordinada y coherente.

Hay de todos tipos: reducidos, que caben en una sola hoja o en una infográfica, o extensos como libros de centenares de páginas.

Yo he tenido entre las manos el manual de imagen corporativa de la marca Mercedes Benz: un librito cuadrado, elegante así como lo es la imagen de marca, con un fondo gris y solo una información por página: vamos, una joya.

Todo depende de cuanta información sean necesaria, para definir la comunicación de la imagen de tu marca y ya que, como sabemos, todo evoluciona, puede ser que el próximo año necesitemos añadir nuevas declinaciones o nuevos colores, prohibir unos usos y permitir otros.

Antes de describir que hay en un manual de imagen corporativa, vamos a contestar a la pregunta:

¿Para qué me sirve?

Hoy más que nunca utilizamos diferentes medios de comunicación: hace unos años el profesional necesitaba solamente la targeta de visita y poco más, pero ahora debemos estar preparados para insertar nuestra marca en redes sociales (cada una con sus reglas gráficas), en nuestra página web (para que se vea muy bien desde pantalla, movil o tablet, ¡ojo!). Si luego queremos también crear gadgets, solo necesitamos elegir el soporte para imprimir nuestro querido logo, que tanto representa a nuestros valores y a los de nuestra actividad.

Pues, por cada soporte habría que considerar dimensiones, distancias desde el borde de la hoja, colores… sobre todo si trabajamos con colaboradores o el logo se va a imprimir sobre soportes de terceros. Estaría bien estar preparados para entregar las indicaciones correctas evitando así malas sorpresas.

Así estas situaciones deberían ser reguladas por unas lineas guía establecidas junto a tu gráfico (o gráfica ^_^).

Todo a tu alrededor, desde el espacio de trabajo hasta la targeta de visita, debe expresar los valores de tu actividad.

El manual de imagen corporativa ayuda a mantener el tono y los colores que hemos elegido: una guía de uso de nuestra imagen coordinada.

¡Ahora sí que ya pasamos al contenido!

¿Qué hay en el manual de imagen corporativa?

Ahora te voy a explicar como se compone el manual.

1- Las características del logo:

  • Tu logo

¡Obviamente! ¿Y tu sabes cual es la versión principal del logo? A menudo se entregan diferentes versiones del mismo logo para que se adapten a diferentes soportes o espacios: por ejemplo compacto, alargado o vertical.

Una breve explicación sobre la geometría y el origen de las formas ayuda a comprender mejor el logo y los valores que expresa. Una buena ocasión de storytelling.

  • Sus espacios

¿Cuánta distancia tiene que mantenerse de los bordes? Cuál es la dimensión minima para que el logo siga siendo reconocible?

  • Sus colores (palette principal y secuntaria)*

Los colores de tu logo, pero también los que usas para la tipografía y la página web. Ejemplo: mi amarillo no es apto para textos, se perdería entre tanto blanco alrededor, por lo que he optado para un turquesa que contrasta totalmente con mi color y da un toque alegre a la vez.

  • La tipografía principal y secundaria*

También la tipografía define tu imagen: ¡hay que ser coherentes en su uso!

*¡Tengo que escribir un post sobre estos dos temas! ^_^

Aquí me paro un momento y añado una pequeña nota.

Ya que el objetivo es mantener la imagen coordinada, seguir las pautas del manual ayuda a tener un estilo siempre igual en cualquier situación que nos encontremos profesionalmente, evitando transmitir una sensación “estridente” a nuestros clientes.

2- Diferentes versiones de logo y prohibiciones

Cuando diseño la imagen de una empresa, me imagino su día a día, como podrá ser utilizado el logo que estoy proyectando, con que soportes se imprimirá, como se verá sobre el producto.

Por esto es importante tener claro cuales versiones del logo (también en blanco sobre fondo negro, todo negro, matices de gris…) se podrán necesitar. A menudo se piden versiones para fondos tan característicos como rojo o azul, pero también puede que se prohiban unos usos como el sobre fondo arcoiris…

Por ejemplo, si el color principal es el azul, así como el fondo del soporte, es seguro que el logo desaparecerá: hay que encontrar una alternativa que seguramente encontrarás entre las diferentes versiones de logo.

Las versiones diferentes comprenden colores, formas como alargada, vertical o cuadrada: hay que estar listos para imprimir en targetas de visita, el lateral de un avión, o la cabeza de un alfiler… ¡es broma!

Prever los usos y las declinaciones de un logo dará valor a la imagen de marca

3- Aplicaciones y ejemplos

Existen mockups de todo tipo que te permiten ver o imaginar el resultado final: tu logo tiene un efecto diferente en el centro de una hoja blanca o en la targeta de visita, que tiene un espacio más reducido. ¿Como te imaginas mientras la entregas a tu cliente potencial? ¿Como serían las etiquetas del producto, una vez aplicadas? ¿Y las cajas?

En esta sección del manual de imagen corporativa, podrás ver tu logo en diferentes situaciones prácticas. ¡Adoro los mockups!

4- Declinacones

Todo cambia y todo evoluciona: aunque tu logo sea recién estrenado, se puede pensar que en el futuro podríamos añadir servicios o productos que se identifican mejor con otro color, añadiendo algo o simplemente cambiando un detalle. Para que me entiendas: Coca Cola ha añadido colores diferentes para resaltar las diferentes declinaciones como Light, Zero, Sin Cafeina… la evolución es clara, su logo ha cambiado tantas veces sin perder su identidad de marca.

Igual su manual de imagen corporativa es tan secreto como su receta…

Conclusión

Sin manual de imagen corporativa se sobrevive pero con el manual se vive muy bien

Gestionar el uso del logo y de cuanto está a su alrededor de manera coordinada simplifica muchas muchas cosas y nos permite dar siempre una imagen coherente, por tanto más profesional.