Como hacer el rediseño de marca

Como hacer el rediseño de marca

diseño para vender

¿Hace cuánto no observas tu imagen corporativa?

En un mundo siempre más visual te estás dando cuenta de que tu marca, diseñada hace unos años con todo el amor y cariño que tenías y tienes para tu empresa, no luce como antes.

Los motivos pueden ser muchos:

    • Los colores ya no son actuales;
    • Las formas tienen un aspecto más antiguado del que te recordabas;
    • Los valores de tu actividad no se reflejan ya en tu logo;
    • El logo no cuenta realmente lo que eres hoy;
    • Tus objetivos de negocio han cambiado;
    • También tus clientes han cambiado.

Tal vez es el momento de pensar a un rediseño.

¿Por qué tengo que rediseñar mi marca?

Es muy simple: los tiempos cambian, la manera de comunicar cambia, el aspecto y los valores pasados de moda dan una sensación de superficies polvorientas o tal vez es que al principio de tu actividad no contactaste un profesional para crear tu imagen de empresa pero ahora, con una actividad en marcha, es el momento de darle una vuelta de manera profesional.

Piensa también si es el caso de buscar una reforma más completa y cambiar también tu nombre adaptándolo a las necesidades más actuales.

Cuando llegué a España me di cuenta que mi marca (Before & After), no era adapta para mi nueva manera de trabajar y mis nuevos clientes, por lo que he dado un giro total creando #FAB813, que mantiene mi personalidad tan amarilla pero cambia por completo la percepción de mi negocio: aqui lo explico!

¿Para qué rediseñar mi marca?

Aquí lo bonito de todo: rediseñar tu marca te da muchas ventajas:

    • Estás enviando un mensaje: estoy aqui, me renuevo, estoy a la altura de los nuevos retos comerciales;
    • Tus clientes verán que estás al día;
    • Puedes aprovechar el cambio para lanzar una nueva campaña de comunicación;
    • También puedes aprovechar la atención que estás llamando, para lanzar un nuevo producto;
    • Tienes la oportunidad de contar el por qué del rediseño (cuando y como se te ocurrió);
    • Tienes la oportuidad de contar el por qué del nuevo aspecto de tu marca (El storytelling hoy ayuda mucho en campañas de comunicación).

¿Qué hay que hacer?

Paso 1: la auditoría

Las acciones son diferentes: primero te recomiendo una auditoría de la marca: es importante una análisis hecha por un profesional, una recopilación de material que describa el estado actual de la imágen gráfica que actualmente te representa. Los aspectos más importantes, los fallos o los detalles que se deberían modificar.

Es importante que se estudie el por qué de los cambios a aportar: que sean de marqueting o que sean puramente técnicos/gráficos.

Auditoría gratuita de tu marca

Paso 2: el brief

Una vez analizada tu marca, donde estás ahora, donde quieres ir, hay que tomar decisiones.

Normalmente tengo una reunión con el cliente para realizar un brief de trabajo. ¿Ya sabes que es un brief?

Pero para que el cliente llegue con las ideas más claras sobre lo que le voy a preguntar, he creado una guia con pequeñas reflexiones sobre la propia marca y sobre los objetivos que se quieren lograr.

¡Encuentras la guía en la sección recursos!

Paso 3: el proyecto

Aquí ya es cosa mía, con el material recogido, el brief y los apuntes que he tomado se realiza un proyecto gráfico que se presentará al cliente para comentarios y modíficaciones: un trabajo que en realidad empieza en el momento en que te interrogas sobre tu propia marca, sobre lo que de verdad comunica.

Paso #4: ya esá, bueno,no del todo, ¡a compartir y comunicar!

Toda la inversión de tiempo y dinero hecha para conseguir la nueva imagen para tu marca no va a servir de nada si no cabalgas el momento, puedes aprovechar el cambio gráfico:

    • Programando una campaña de comunicación adecuada
    • Escribendo y contando la historia de las dos imágenes: la antigua y la nueva
    • Contantocomo se te ha ocurrido la idea de aportar los cambios, por qué se han hecho estos cambios…

Toda esta información la vas a tener y la podrás utilizar para contar y hacer Storytelling.

Podría ser también un gancho para la campaña de Navidad!

Cuéntame tu opinión: ¿darías un cambio a tu imagen corporativa?

 

¿Qué clase de tienda tienes?

¿Qué clase de tienda tienes?

diseño para vender

Cuando me preguntan por la distribución y decoración de una tienda física, por si está bien o si cambiaría algo, me resulta difícil siempre difícil contestar: hay muchos aspectos a evaluar que prescinden de la visión puramente decorativa.

El diseño de una tienda no es solo cuestión de gusto: es el resultado de un proceso de análisis. Las decisiones que se toman antes de crear el proyecto abarcan diferentes aspectos y tienen que ver con:

      • el tipo de producto
      • el tipo de cliente
      • la personalidad de tu marca
      • la experiencia que quieres dar al cliente
      • …y como consecuencia el gusto estético

Obviamente tiene que gustarte y tú y tu equipo debéis encontraros cómodos en el ambiente resultante, pero también es importante focalizar la atención en el objetivo final: VENDER (y vender mucho, ¿no?).

Si tu tienda vende “sola”, ¡mejor!

Escuela de Inglés Boomerang en La Garriga

El proyecto además se compondrá por varias partes coordinadas que colaboran para alcanzar el mismo objetivo.

Mi consejo es que el diseño sea global, y comprenda

      • interiorismo
      • gráficas
      • visual merchandising

«Coordinado» is the new black

OJO: coordinado no significa que tu color corporativo, tu logo, tu imagen publicitaria se repitan hasta volverse molestas, sino que haya un equilibrio entre las diferentes partes de proyecto.

Empatía con el público objetivo de referencia

Pregúntate cuales son los hábitos de tu cliente: ¿tiene prisa? ¿Es observador? Va elegir entre muchas cosas o ¿tiene las ideas claras?

También es importante conocer el periodo de tiempo en que la clase de producto que vendes se va a quedar en tu tienda:

¿Sigue las modas?

¿Es un producto que evoluciona (tipo los productos tecnológicos)?

¿Necesitas muchas imágenes, explicaciones? (en una tienda de planta está bien que haya explicaciones claras para clientes torpes como yo).

Todo esto influye sobre la clase de mobiliario y de decoración que vas a necesitar: tendrá más o menos personalidad, será más o menos adaptable a los cambios de la moda y del producto.

De hecho, uno consejo muy importante que he de dar sobre el espacio es

¡No sigas las modas!

O, si lo haces, mantén viva tu personalidad, y no te comprometas demasiado en algo que, ya lo sabes, pronto cambiará.

¡Por estos motivos la creación de un proyecto que evoluciona contigo y con tu negocio es la mejor solución!

¿QUIERES HABLARME DE TU PROYECTO?