¿Te has perdido alguna newsletter?

¿Te has perdido alguna newsletter?

No hace mucho empecé con la Newsletter que la verdad me da mucha satisfacción

Por cierto, si quieres apuntarte, aqui está el enlace de inscripción!

El rincón Amarillo

Mi objetivo es poder compartir contenidos de calidad, cada més con un tema diferente para mantener activa la curiosidad.

He recibido feedbacks muy positivos por lo que he pensado añadir aqui los enlaces a las Newsletters de los meses pasados, así podrás echar un vistazo por si tienes todavía dudas y no sabes si apuntarte.

Yo también tengo regalo de bienvenida:

Si te apuntas…

recibirás mi e-book

Aquí tienes las Newsletters de los meses pasados

  • Mayo 2019: Para saber que he reservado para las news de Mayo, tienes que estar apuntado ^_^
  • Abril 2019: Abril para leer – Una selección de libros que aconsejo sobre nuchos temas, para no quedarte sin ideas en Sant Jordi!
  • Marzo 2019: Marzo muy green – Me interesa mucho el tema green y ecología, nunca está demás buscar nuevos recursos e ideas para mantenerns activos en este sentido!
  • Febrero 2019: Febrero de pasiones – En el mes del amor hablamos de cosas que nos crean pasiones…
  • Enero 2019: Enero de buenos propósitos – Mis 10 propósitos para el nuevo año… ¿Cuales son los tuyos?
  • Diciembre 2018: Feliz Navidad de cosas bonitas – Unos tips para terminar ien el año
  • Noviembre 2018: Empecemos bien, hoy es black friday! ¿Hay que añadir más?

¿Te ha gustado? ¡Apúntate o pídeme algún tema más aquí!

 

 

¿Me das un presupuesto? La responsabilidad del creativo

¿Me das un presupuesto? La responsabilidad del creativo

Mi responsabilidad hacia el cliente

empieza antes de elaborar el presupuesto

Como emprendedora creativa me siento responsable de lo que proyecto o no proyecto: sé muy bien cual es su valor, sé que la creación tiene que estar a la laltura de las espectativas, pero también tiene que ser funcional cn respecto a los objetivos.

Por este motivo he escrito un post sobre los tiempos que cada emprendedor tiene que tomarse.

Y vuelvo a este tema porque justo hace unos días, me han pedido un presupuesto «más o menos» sobre un trabajo, mejor dicho una idea, desarrollable de mil maneras y de la cual aún mucho estaba or decidir. Era una idea en su forma embrional, que no tenía ningún proyecto detrás.

¿Como se puede hacer un presupuesto sobre algo que aún no tiene ninguna definición? Honestamente no he podido da un «número«, pero me he tomado el tiempo para explicar mis motivaciones y aconsejar en donde ese proyecto necesitaba aclaraciones, hacer unas búsquedas, crear un plan B (en esta caso puede hacer falta), con ejemplos y herramientas para realizar la investigación. He preferido alejar la posibilidad de tener ese cliente para ayudar un «NO CLIENTE» a crear algo más concreto.

No sé si he hecho bien, pero me ha parecido mantener un portamieno responsable hacia él, y también hacia mi.

Esta es la responsabilidad del presupuesto.

Cuando entrego un presupuesto, me comprometo a executar ese trabajo en el momento en que el cliente lo acepte: yo he puesto mis condiciones que se habrán aceptado. Si no puedo desarrollar el presupuesto evaluando todas las acciones que haré, prefiero evitar de rellenarlo. El riesgo sería empezar con una base muy baja, teniendo que trabajar mucho más de lo que me había imaginado por las modificaciones tan frecuentes (si no se han las ideas claras, se modifica todo mucho mucho!) aumentando así el precio final.

De esta manera el cliente no será satisfecho por pagar mucho más de lo que se esperaba!

No hice aquel presupuesto

He dado una idea de precio inicial, avisando que podría crecer mucho, pero no he puesto nada por escrito.

Al final el «NO CLIENTE» me lo ha agradecido de verdad, se ha puesto a repensar a su idea para que se vuelva proyecto concreto; a ver si en un tiempo volverá, pero estoy segura que sí!

Si hubiese sido un proyecto de interiorismo se habría podido utilizar el asesoramiento por ejemplo online, pero en este caso es gráfica.

¿Y tu te has encontrado en esta situación? ¿Te han hecho el presupuesto?

¿Te ha satisfecho el resultado?

Tómate tu tiempo: entre decir y hacer hay que decir

Tómate tu tiempo: entre decir y hacer hay que decir

 

Solo así podrás descubrir de verdad cuales son tus deseos.

Lamentablemente en el trabajo, cualquier trabajo, siempre se habla de tiempos de entrega. He pasado noches a empaquetar planos a entregar a las 9:00 e la mañana después, con un día de zombie anexo!

¿Pero por qué escribir un post de este tipo?

Es que las entregas «oficiales» concordadas con el cliente o con la administración, que de todas formas el tiempo no basta nunca, y lo sabemos…

¿Y que pasa cuando el cliente particular, pide un asesoramiento para su propia casa o un autónomo que quiere renovar los espacio o su imagen?

He que decir que aquí las cosas cambian, ya que muchas veces la situación inicial deja entender que las ideas aún no son claras; pues cuando me preguntan:

«¿Cuanto piensas tardar en crear…?»

Pues a veces no sé contestar con exctitud, aunque en principio sé cuanto tiempo necesito para hacer un trabajo, pero ante las dudas que encuentro en las preguntas que pongo, tengo que afirmar que entre decir y hacer hay que DECIDIR. Por esto me sale un «DEPENDE…» por respuesta.

Puede parecer una crítica al cliente que non tiene las ideas claras, pero no lo es: es normal que cuando nos acercamos a algo que conocemos menos bien, nos atrapen las dudas sobre qué queremos, como lo queremos y por qué lo queremos así.

Pídeme elegir un coche y todavía estaré pensando en el modelo…

Para resolver la questión hay el BRIEF, del que hablo en otro post, o entrevistas y charlas con el profesional, antes de acquisir el producto/servicio.

¡Nunca tengas miedo!*

*Esta es lo que siempre repite mi tio y puede que sea perfecto para este tema, ya que por el miedo , hacemos a menudo las cosas de prisa, pero si nos paramos un momento y pensamos, seguro que encontraremos las motivacioes que nos empujan a actuar.

tiempo para decidir FAB813

Si encontramos nuestros por qué, podemos entender de verdad lo que queremos.

Cuando iba a casarme, he comprado  muchas revistas de trajes de boda, he buscado en internet checklists para organizarlo todo , también tenía una libreta llena de recortes de modelos de trajes, ramos de flores, zapatos y peinados. Me gustava algo de cada uno de los modelos, pero si hubiese juntado todo lo que melamaba la atención, habría exagerado y el resultado no habría sido ni simple ni tampoco elegante. Lo contrario de lo que luego entendí ser mi objetivo.

En ese momento entendí el por qué, ¡pues y sabía lo que quería!

Solamente gracias al asesoramiento de la modista, he empezado a quitar detalles hasta llegar a un resultado que no se parecía en nada a mis recortes de revistas, pero que era MI traje, era perfecto para mi y para mi piel, para mi figura y sobre todo para mi forma de ser.

Con esto lo que quiero decir es que si no me hubiese parado a pensar, si no hubiese escuchado los consejos de una profesional, no habría llegado a tener mi traje perfecto, sino solamente una copia mala de algo ya visto.

Momento conclusiones

…y sin prisa, que es mala consejera. En el busines hay que tomar decisiones y actuar más o menos cuando se está seguros: el «más o menos» va para los que, si no está todo perfecto… pero ya hablaremos de eso en otro post.

Lo que no está bien es hacer las cosas

porque todos lo hacen así y porque «se hace así».

Esta no es TU motivación y no va seguramente a traerte los resultados que tu quieres obtener.

¿Etás de acuerdo?

 

 

¿Por qué #FAB813?

¿Por qué #FAB813?

 

#FAB813 el código del color «Brillant amber», según la página Perbang que utilizo para entender y convertir loso colores en mi trabajo.

Este código es la traducción hexadecimal de expresar RGB 250 – 184 – 19, pues hay miles maneras de llamarlo pero detrás de tantas palabras técnicas, la verdad es que ese es el color que más me representa.

Todo empezó cuando decidí abrir una pequeña actividad de diseño de interiores y marketing en Italia con el toque de gráfica que tanto me gusta.

Logo di Before & AfterTenía que encontrar el color que mejor iba para el logo de Before & After y el amarillo (mi favorito en absoluto) no es tan apto para der el protagonista de mi logo por una relación un poco conflictiva con el blanco.

Probando probando he añadido un poco de rojo, solamente un poco volviéndolo más cálido y ligeramente más anaranjado.

Asì nace #FAB813